MecánicaSOY MOTO

La gran olvidada: LA LLAVE DINAMOMÉTRICA

Me habéis visto utilizarla en prácticamente todos los tutoriales de mecánica que llevamos hechos hasta el día de hoy y es que la llave dinamométrica es, para mi, un «must», una herramienta de esas esenciales sin la cual no es posible hacer «buena mecánica».

El mundo de las dos ruedas es apasionante y peligroso a partes iguales por lo que es muy importante adquirir consciencia de la importancia de asegurarse que todo está en su sitio, que nada puede soltarse ya sea por haberse pasado de par de apriete como por haberse quedado corto. De ahí la importancia de añadir una o dos llaves dinamométricas a nuestra colección de herramientas y de hacerlo de forma prioritaria ya que la vamos a necesitar desde el día 1 que empecemos a meter mano a nuestras pequeñas joyas.

Y como vale más una imagen que mil palabras os dejo el vídeo en el que os explico un poquito más sobre esta herramienta, qué tipos hay en el mercado, cuál es mejor, cuáles necesitamos para una mecánica básica, cómo se utilizan y que precauciones hay que tomar para asegurarnos que nos duren toda la vida.

En mi caso, a día de hoy estoy utilizando los dos modelos de Mannesmann que habéis visto en el vídeo, concretamente las referencias son:

M18142 – Dinamométrica digital de 20Nm a 200Nm para vaso de 1/2, contiene certificado de calibrado y no llega a los 150€.

M18314 – Dinamométrica de salto o automática de 5Nm a 25Nm para vaso de 1/4, contiene 7 bits y no llega a los 50€. No contiene certificado de calibrado y creo que ya no está a la venta.

Por otro lado, mi maletín de herramientas es este:

M98430 – Maletín herramientas de 215 piezas

Espero que os sea de utilidad y os veo en el siguiente post.

¡GAS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *